Mortalidad en adultos mayores de 65 años o más

Actualmente en nuestro país, el grupo de población que presenta el mayor ritmo de crecimiento demográfico son los adultos mayores –población de 65 años y más–, esto irá en aumento en los próximos años hasta convertirnos, en un par de décadas, en una población mayoritariamente compuesta por adultos mayores.

Este proceso  plantea retos muy complejos al Estado mexicano, ¿cómo generar condiciones económicas,  sociales y culturales que permitan que la población pueda disfrutar de una calidad de vida adecuada durante la vejez?

La vejez está asociada con un acelerado proceso de deterioro biológico y una constante disminución en la participación de las personas en el mercado laboral, lo que  incrementa su dependencia hacia la familia o la comunidad.

El  organismo de los adultos mayores se ve afectado de forma irreversible, desde las moléculas hasta los sistemas fisiológicos, provocando una alta predisposición a desarrollar enfermedades, por lo que el riesgo de muerte es cada vez mayor.

Las principales causas de muerte de los adultos mayores son enfermedades no transmisibles, las cuales representan 89.4% de los decesos de ambos sexos.

Según estadísticas del Consejo Nacional de Población correspondientes a 2007 las causas de muerte más importantes en este grupo de edad  son las enfermedades cardiovasculares, que ocasionaron alrededor de 32.1% de las muertes de adultos mayores. Como segunda causa de muerte en hombres se encuentran los tumores malignos, que aumentaron su proporción en poco menos de cinco puntos porcentuales, que representan 14.6% de las muertes de mexicanos de 65 años o más.

Como tercera causa de muerte se encuentra la diabetes mellitus, la cual presenta un  aumento durante el periodo, y ocasiona poco más de 14.3% de las muertes de  los adultos mayores. La cuarta y quinta  causa de muerte de los hombres son las  enfermedades respiratorias crónicas y las digestivas, que aumentaron su proporción, a  poco más de 9%, cada una.

En Genomma Lab se han realizado acciones de apoyo a este grupo de población a través de donativos en especie a asociaciones de asistencia privada, como por ejemplo la Organización de Servicios a Enfermos I.A.P. con el propósito de apoyar la labor médica y asistencial que ofrece dicha institución dirigida básicamente  a adultos mayores.

GENOMMA ADULTOS MAYORES